La diosa Bastet es conocida actualmente debido al gato egipcio Sphynx (o esfinge) característicos de esta antigua cultura. Era la representación de los rayos de luz provninientes del sol. Además de ser la imagen del ojo de Ra. De entre todos los poderes divinios que se le atribuyen era considerada una diosa afable. La diosa Bastet era la protectora de la familia. De las embarazadas y los nacimientos. Les protegía de todo mal. De igual manera no solo era una diosa egipcia “buena”. También era representada en muchos jeroglíficos como una diosa con cuerpo de humana y cabeza de leon. Esto es debido a que como el gato egipcio, y en general todos los gatos, era bastante imprevisible. Tanto podía ser buena y “sumisa” como montar en cólera. Es importante no confundirla con Sejmet, quién era la diosa de la guerra, la curación y la venganza.

Bastet es originaria de Bubastis, ciudad ubicada en el delta del río Nilo al norte de Egipto. Durante la II dinastía se ocupo del cuidado de los faraones. Procurando siempre que el respresentante de los dioses (normalmente Ra o Horus) pudiera alzarse tanto como ellos durante el mandato. Sin embargo poco a poco Bastet pareció calmarse y transformarse en un gato egipcio doméstico. Esto coincidiendo con que se comenzaran a domésticar dichos animales. Entonces la diosa egipcia adquirió tambien el significado hogareño. Aquí era la encargada de preveer las plagas de los hogares, como por ejemplo de ratas, ratones y sobretodo de serpientes.

Bien, ahora ya sabes más acerca de esta diosa egipcia. ¿Que tal si encuentras la figura que mejor la represente? Y de paso que decore aún más tu hogar y lo proteja del mal futuro. Esperamos y deseamos que disfrutes de las deidades egipcias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *